THE BLOG

17
Ago

Diferencias entre un buen líder y un simple gerente

Aunque liderazgo y gestión tienen ciertos aspectos en común, existen ciertas diferencias muy apreciables entre ser un buen líder y un simple gerente. Las personas con capacidad de liderazgo instan al equipo a encarnar creencias y comportamientos encaminados a conseguir resultados.

En ocasiones, un gran líder no es capaz de comportarse como un buen gestor, por eso os mostramos algunas características de un buen líder.

Definir y articular la visión

Definir una visión o unas metas a las que el equipo pueda agarrarse o conectarse ayuda a todos los miembros del proyecto a desarrollar un sentido compartido de propósito y a luchar por los mismos objetivos.

Alinear al equipo con la visión

Un buen líder es aquel que es capaz de conseguir que el equipo esté alineado con la visión. Para ello en primer lugar deben alinearse ellos mismos y dirigir esas ideas hacia el objetivo final, que todo el equipo comparta esa visión.

Un buen líder debe actuar también como gerente o gestor comprobando el desarrollo de las ideas o del proyecto por parte de los empleados.

Mantener al equipo motivado e inspirado

Uno de los roles principales de un buen líder es establecer y planificar victorias rápidas. De ese modo los miembros del equipo comprueban que sus sacrificios ofrecen sus frutos y esto ayuda a que la motivación se eleve.

Combinar liderazgo y capacidad de gestión

La fuerza de trabajo de transformación debe incluir una combinación de líderes influyentes y gerentes de varios niveles de la organización. Una vez establecido el plan de misión, es la dirección la que debe establecer plazos e hitos necesarios para continuar en el buen camino.

Cuando una empresa dispone de un buen líder pero su capacidad de gestión es deficiente, los resultados tardan en llegar y pueden ser defectuosos. La solución, obviamente, pasa por contar con alta capacidad de liderazgo y un manejo o gestión correcta y adecuada de las situaciones.

17
Ago

Consejos para educar a tus hijos en habilidades sociales

El proceso educativo es un fenómeno muy complejo y que abarca muchos más aspectos que únicamente el de adquirir conocimientos. El caso de las habilidades sociales es muy significativo, pues a partir de ellas se adquiere el dominio de una serie de áreas que van a configurar la madurez global de los seres humanos, en su vertiente intelectual y en la afectiva.

Interactuar con los demás de manera coherente, respetuosa y correcta es fundamental para el desarrollo humano. En las familias, estos comportamientos deben ser estimulados, al igual que durante el proceso escolar. Para los niños es vital mantener relaciones sanas y acordes a sus características.

 

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas y destrezas específicas que permiten a los humanos interactuar con el resto del modo más adecuado posible, en distintas situaciones y desde el respeto mutuo.

Una tarea de padres y adultos es lograr que los jóvenes adquieran estas habilidades para que así se sientan seguros, confiados y con alta valoración de sí mismos. Lo contrario trae consigo dificultades de adaptación al entorno, aislamiento social, rechazo, episodios de agresividad y en definitiva, una merma en sus capacidades de desarrollo.

Existen muchas capacidades que forman las habilidades sociales, algunas de las más útiles y que se practican en procesos de terapia son las siguientes.

Consejos para potenciar las habilidades sociales

– Dar y recibir cumplidos

– Saber decir “no”

– Pedir un favor de manera

– Defender nuestros derechos

– Capacidad para resolver conflictos

– Capacidad de comunicación

– Capacidad de cooperación

– Desarrollo de la empatía

Todas estas capacidades van a ir apareciendo de manera natural en el momento que los niños o jóvenes comiencen a ganar en autoconfianza. Si esto no se produce, estar personas crecen con problemas de asertividad.

Para que los niños vayan desarrollando sus habilidades sociales, los padres y adultos que les rodean pueden realizar algunas tareas sencillas como:

  • Reconocer sus logros para que ganen en seguridad
  • Que tengan capacidad de decisión de acuerdo a su edad
  • Compartir tiempo de calidad con ellas
  • Mostrar siempre una actitud voluntariosa y positiva
  • Expresar los sentimientos en casa de manera natural
  • Que participen en actividades extraescolares de manera individual y grupal
  • Mostrarse siempre respetuoso ante las reglas y normas para exigir su cumplimiento
  • Aceptar los errores propios y ajenos
  • Ser cariñosos y afectivos
08
Ago

OFERTA DE EMPLEO – OPERADOR/A de TRÁFICO INTERNACIONAL (SEVILLA)

Os dejamos las siguiente oferta de empleo para la zona de Sevilla.

Si cumples los requisitos y quieres inscribirte puedes dejarnos tu CV en info@grupoabastare.com