GRUPO ABASTARE

fotoglobo1 ¿Dónde se encuentra la línea entre la técnica y la pasión? Cómo valorar los resultados de un músico que interpreta con gran éxito una pieza? ¿y un buen comercial, cuál será la proporción de su éxito?

La respuesta es la misma para todas estas preguntas, “las emociones añaden un valor significativo al trabajo”: el músico que interpreta las piezas con pasión, el comercial que supo generar entusiasmo en la venta de su producto…

El éxito profesional y personal se encuentra ligado a nuestra capacidad para gestionar las emociones que sentimos.  Un buen manejo de las emociones nos ayuda a crear relaciones claves para nuestro desempeño diario, ser más cooperativos, tomar mejores decisiones u obtener mejores resultados en una negociación.

La clave del éxito estriba en saber reconocer cuándo estamos experimentando emociones que nos pueden dificultar el trabajo, y saber gestionarlas para que nos beneficie, o dicho de otro modo, la clave del éxito consiste en aumentar nuestra “Inteligencia Emocional”.

 

2499-aristoteles-2-200-“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”. Aristóteles.