25
Jul

Herramientas que usan los emprendedores para motivar a los empleados

Son muchas las ocasiones en las que un directivo, un emprendedor o un responsable tiene que motivar a los empleados, animar a su equipo a que sigan poniendo toda la carne en el asador. Para conseguir buenos resultados, os ofrecemos algunas de estas herramientas para motivar a los empleados.

Alabar lo que está bien hecho y dirigirse a cada uno de los empleados

Uno de los trucos para motivar a los empleados es felicitarles constantemente por su trabajo bien hecho y dirigirse a cada uno de ellos de manera cercana, sin olvidarse de ninguno para no crear roces.

Ser claros y concretos

A la hora de elaborar un discurso o explicar algún proceso, hay que hacerlo de modo que en ningún momento los empleados se queden con la sensación de no haber entendido lo que se les ha comunicado.

Utilizar ejemplos

Otro modo de motivar a los empleados es utilizar ejemplos, comparar la empresa con un matrimonio, utilizar términos deportivos para analizar el estado de la compañía con respecto a su competencia, etc.

Impactar desde el primer momento

En un discurso o una explicación, captar el interés del escuchante es fundamental, para ello desde el primer momento hay que conseguir ese efecto. Una entrada impactante ayuda a que los empleados mantengan mayor atención.

Cuidado con el tiempo

Si un discurso de motivación es demasiado largo, el público se puede aburrir, y si es corto, pueden no quedar claros los objeticos de la reunión. La duración ideal oscila habitualmente entre los 3 y los 30 minutos.

Sentido del humor

Es un recurso básico, puede utilizarse en cualquier momento del discurso, y anima a los empleados a estar más atentos. El humor aporta complicidad y cercanía entre el directivo y los trabajadores, y esto sirve para motivar a los empleados.

Impulsar el trabajo en equipo

Mensajes del tipo “estamos juntos en esto”, “podemos conseguirlo”, tienen esa capacidad de motivar a los empleados, pues ayudan a que se transmita esa sensación de confianza en todos los elementos de la empresa.

Preguntar retóricas

Lanzar preguntas sin respuesta invita a que los empleados pienses y se sientan parte de la empresa y de la situación en que se encuentra.

Utilizar un tono optimista

El emprendedor o el directivo debe animar y motivar a sus empleados a través de frases con un tono cordial y que transmita confianza.

Despejar dudas

Tras finalizar el discurso siempre hay que reservar un tiempo para que los empleados resuelvan dudas y realicen preguntas. En este espacio de tiempo hay que mantener la misma línea de complicidad utilizada durante el discurso.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *